En esta última década los navegadores se han vuelto una parte indispensable en nuestras vidas y cada año nos surge la interrogante (al menos a mí) de cuál de ellos es el más eficiente y rápido. Después de realizar varios tests os brindamos los resultados.


Speedometer

Speedometer es una herramienta de benchmark que usa aplicaciones web demo para simular las acciones del usuario y medir el tiempo que le toma al navegador responder a esas acciones. 

En esta prueba el ganador fue Opera con un total de 56 puntos, seguido muy de cerca por Chrome con 54.8 puntos. Firefox fue el tercero con 51.7, y Microsoft Edge se queda de último con un total de 39 puntos.


JetStream

JetStream usa herramienta para medir la latencia y rendimiento del navegador en HTML5 y JavaScript.
Al final de los tests ofrece un significado geométrico de las puntuaciones que determina la velocidad. Mientras mayor el número, mejor rendimiento. 

El ganador aquí fue Microsoft Edge con 154.55 puntos, en segundo Firefox con 114.85, Opera con 106.98, y Chrome el último con 97.643. 


WebXPRT

WebXPRT 2015 es una prueba compuesta de seis cargas de trabajo basadas en JavaScript y HTML5 que abarcan lo que serían tareas básicas que se hacen a diario en el navegador. A mayor puntuación mejor rendimiento.

Aquí el ganador apabullante ha sido Firefox con una puntuación bastante superior al del resto: 371 puntos contra los 327 de Microsoft Edge, luego Opera con 297 y de último Chrome con 289. 


Consumo de memoria

Mozilla afirma que Firefox Quantum es más rápido que Chrome y que además consume menos memoria. La realidad es que no es así del todo, al menos la segunda afirmación. 

Nuevamente sin instalar ningún tipo de complementos en los navegadores y probando primero con las mismas 10 pestañas abiertas y luego con 20, el consumo de memoria de todos los navegadores es bastante elevado. Pero Firefox y Edge son los que más consumen de todos.
 Consumo de memoria RAM en Windows 10 con 10 pestañas abiertas por navegador 

Aunque con 10 pestañas Firefox consume más que Edge, cuando aumentamos el número de pestañas el navegador de Microsoft sigue subiendo mientras que Firefox empieza a compensar un poco. 

El ahorro de memoria con Firefox no lo ves hasta pasadas las 30 pestañas, en cuyo caso el rendimiento está optimizado para abrir muchas pestañas a la vez. Chrome ha quedado como el menos exigente de todos, pero sin ninguna extensión ya había creado más de 20 procesos, así que el consumo se multiplica significativamente por cada extensión añadida. 

La realidad es que actualmente todos los navegadores están bastante parejos, y en muchos casos la decisión final para elegir uno u otro dependerá también de otros factores como ciertas extensiones imprescindibles para el usuario, la sincronización de cuentas, alguna característica particular, o la simple costumbre.

Firefox ha quedado por encima de Chrome en casi todas las pruebas excepto en el Speedometer y en el consumo de memoria. Es algo importante a tener en cuenta dependiendo de los recursos de un ordenador.

Opera y Edge salen mejor parados para el crédito que se les da. Aunque a casi 1 GB de RAM por cada 10 pestañas y sin extensiones, la triste realidad es que ninguno de los cuatro es una opción demasiado amigable con ordenadores de pocos recursos.