¿Que es una app?

Hoy deben quedar pocas personas que no haya oído hablar de ellas o que no sepa que es una App, pero la verdad es que el boom que han sufrido las aplicaciones para móviles han provocado una gran confusión en torno a este término que en ocasiones lleva a una mala utilización o abuso de la palabra incluso por personas conocedoras de las nuevas tecnologías.

Una App es una aplicación de software que se instala en dispositivos móviles o tablets para ayudar al usuario en una labor concreta, ya sea de carácter profesional, de ocio o entretenimiento, a diferencia de una webapp que no es instalable.

El objetivo de una app es facilitarnos la consecución de una tarea determinada o asistirnos en operaciones y gestiones del día a día.

Existen gran cantidad de tipos de aplicaciones: Apps de noticias (elmundo.es), juegos (CSR Racing), herramientas de comunicación como Whatsapp, redes sociales como Google+, apps para salir de fiesta (Liveclubs), promociones comerciales (McDonnalds), aplicaciones para mascotas (Central de Mascotas)…etc, que nos pueden ayudar en el trabajo o intentar hacernos el día más ameno.

¿Que se utiliza para programar una app?

Depende del tipo de dispositivo móvil en el que quieras crear tu aplicación tendrás que utilizar un lenguaje y unas herramientas u otras, los más utilizados son Android y iOS.

Apps en Android

Basándose en el desarrollo de una aplicación sin el uso de framework ni aplicaciones, hay que tener en cuenta que Android también ofrece una completa interfaz de usuario, aplicaciones, bibliotecas de código, estructuras para aplicaciones y compatibilidad multimedia para su uso.

Además, aunque los componentes del sistema operativo se escriban en lenguajes de programación como C o C++, las aplicaciones para Android se diseñan en Java. De esta manera, como Java es también Open Source al igual que Android, esto conlleva poder desarrollar lo que se quiera sin costes asociados y de una manera más fácil, aunque también se pueden utilizar otros lenguajes de programación (como Kotlin, que últimamente está ganando fuerza)

Para ello lo primero será configurar un entorno de desarrollo que se basará en utilizar un IDE o entorno de desarrollo integrado (ej: Android Studio, Eclipse) en el que se deberán instalar la JDK (Java Development Kit) o kit de desarrollo para Java correspondiente, el SDK (Software Development Kit) y ADT (Android Development Tools) de Android para poder hacer uso de las herramientas y librerías propias de Android.

A partir de ahí, se aconseja configurar un emulador de Android dentro del entorno para no tener que instalar las distintas versiones de la aplicación en el propio terminal cada vez que se quiera realizar una prueba. También se puede tener conectado el móvil al PC a través del USB en modo "Depuración USB" y por lo tanto cada vez que se lance la aplicación se podrá elegir que se instale también la aplicación en el móvil, pudiendo hacer las pruebas correspondientes sobre el mismo terminal.